esEspañol ruРусский

EL ETERNO DEBATE: LA DEDUCIBILIDAD DEL COCHE DE EMPRESA

EL ETERNO DEBATE: LA DEDUCIBILIDAD DEL COCHE DE EMPRESA

Respecto a la deducibilidad del coche de empresa, puede suponer un ahorro fiscal muy importante dentro de la actividad económica la deducción de los gastos del vehículo empresarial. En términos generales, para que un gasto pueda ser deducible debe demostrarse que el vehículo está afecto a dicha actividad.

La Agencia Tributaria mantiene diferentes criterios en cuanto a la deducción de gastos dependiendo del impuesto que se trate, es decir, Impuesto sobre el valor añadido o Impuesto sobre la Renta de las personas físicas e Impuesto de sociedades.

Por todo ello, pasemos a analizar las distintas implicaciones fiscales en cada impuesto:

IVA 

Por normal general, se puede deducir un 50% de la cuota de IVA. Si se quiere deducir más de dicho porcentaje se deberá poseer pruebas que lo demuestren, de lo contrario, la Agencia Tributaria puede rechazarlo y sancionar.

Por ello, es recomendable ser precavidos e ir generando pruebas que demuestren que se utiliza el vehículo en la actividad por si, en algún momento, la Agencia Tributaria las requiere.

IRPF E IMPUESTO DE SOCIEDADES

La ley de IRPF es muy estricta y sólo permite la deducción de los gastos en los casos de afectación exclusiva a la actividad.  Si el vehículo no está afecto al 100% no se puede deducir ningún gasto.

La ley del Impuesto de Sociedades es más flexible y permite la deducibilidad de los gastos del vehículo, aunque su afectación sea parcial. Al igual que en IVA deberemos probar la realidad de esa afectación del vehículo a la actividad.

Es muy importante conocer bien las leyes a la hora de evitar problemas con la Agencia Tributaria, en Lex Dixit siempre estamos al tanto de las últimas novedades fiscales para brindar el mejor asesoramiento posible a empresarios y autónomos, de este modo evitamos a nuestros clientes futuros problemas respecto a la correcta deducibilidad de los gastos declarados por sus empresas.