Español Русский

Extradición en España, diferencias entre la prisión provisional común y en los casos de extradición

Extradición en España, diferencias entre la prisión provisional común y en los casos de extradición

¿Sabe cuáles son las diferencias entre la prisión provisional en una causa penal común y la de un procedimiento de extradición?

Si le gustaría saberlo, o es usted alguien a quien se le reclama porque está inmerso en un proceso de extradición, continúe leyendo.

Para que se decrete prisión provisional (estar en prisión mientras se realiza el proceso judicial), tanto común, como para la extradición, usted debe estar detenido. En estos artículos podrá encontrar información interesante tanto sobre la detención como sobre la extradición en España.

También, puede interesarle saber los derechos fundamentales del detenido.

La prisión es una excepción, la libertad es la regla general

La libertad es un derecho fundamental recogido en la Constitución Española, por lo que para privar a alguien de ella hay unos requisitos muy específicos que deben justificarse correctamente.

¿Cuáles son estos requisitos para un procedimiento común, y cuáles para uno de extradición?

¿Hay alternativas a la prisión provisional?

¿Cómo demuestro mi arraigo para evitar la prisión? A continuación resolveremos estas cuestiones.

Requisitos para la prisión provisional en un procedimiento penal común:

Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM), la prisión provisional solamente podrá ser decretada cuando se den todos los siguientes requisitos:

1- Que existan hechos que se puedan considerar delito:

Además, deberán ser delitos sancionados con 2 años o más de prisión, o que el investigado tenga antecedentes si los delitos se sancionan con una pena inferior a 2 años.

2- Que haya motivos para pensar que el responsable del delito es una persona en concreto.

Es decir, que existan evidencias de que la persona detenida es la responsable del delito imputado.

3- Que con la prisión provisional se consigan alguno de estos fines:

  • Asegurar la presencia del investigado cuando exista riesgo de fuga.
  • Evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas cuando exista un peligro fundado y concreto.
  • Evitar que el investigado actúe contra bienes jurídicos de la víctima (como en los casos de violencia de género).

Objetivo de la prisión provisional en un caso de extradición:

A diferencia de los procedimientos comunes, el único objetivo que tiene la prisión provisional en los casos de extradición es el de evitar que la persona interesada se fugue, así se asegura su presencia hasta el final del asunto.

Sin embargo, en el caso de la extradición debemos saber que existen otros métodos para asegurar la presencia de esa persona en los procedimientos judiciales, y que detallaremos ahora en el apartado de medidas alternativas.

Medidas alternativas a la prisión provisional en la extradición desde España

Como ya adelantamos al comienzo del artículo, la prisión provisional no es la única manera de asegurar la presencia de una persona y evitar su fuga. En este sentido, no está de más conocer cuáles son las medidas alternativas previstas legalmente:

  • Retirada del pasaporte: Impide a la persona abandonar el país.
  • Localización permanente: La persona requerida deberá permanecer en su domicilio, o en el lugar que determine el juez, sin poder abandonarlo. Para asegurarse de esto, las autoridades se valdrán de los medios mecánicos y electrónicos necesarios para garantizar la localización.
  • Orden de no dejar un lugar determinado: Se prohíbe al interesado abandonar o ausentarse temporalmente de su lugar de residencia, salvo que disponga de una autorización judicial.
  • Comparecencias periódicas: Se obliga a la persona a presentarse ante un órgano judicial de forma semanal, quincenal o mensual.
  • Fianza: Para asegurar que el procesado acude a responder cuando se le solicite.

Acreditación del arraigo familiar, social y laboral

Es muy importante tener en cuenta que, para que se valore a nuestro favor el hecho de que no se decrete prisión provisional en un caso de extradición, deberemos demostrar que estamos asentados en España, y arraigados en su sociedad. Se tienen en cuenta 3 aspectos: el arraigo familiar, el arraigo social y el arraigo laboral. Pero ¿qué son estos arraigos y cómo los demostramos? Analicémos uno por uno:

Arraigo familiar

¿Qué es el arraigo familiar?

El hecho de convivir en España con su familia, si sus hijos están escolarizados, y está arraigado junto a su familia en España.

¿Cómo demuestro el arraigo familiar?

Presentando un certificado que acredite que sus hijos están escolarizados en España, o un empadronamiento donde aparezca su cónyuge.

Arraigo social

¿Qué es el arraigo social?

La implicación que una persona tiene en la sociedad española, amistades, años de residencia, y en fin que tenga un nivel de arraigo normal para un ciudadano en la sociedad española.

¿Cómo demuestro el arraigo social?

Va íntimamente ligado al arraigo familiar, así que sirven los mismos métodos. También en el caso de no tener familia, toda la documentación que demuestre que es miembro activo de la sociedad y mitigue el riesgo de fuga.

Arraigo laboral

¿Qué es el arraigo laboral?

El hecho de que trabaja en España, y que sus ingresos provienen de fuentes legales.

¿Cómo demuestro el arraigo laboral?

Aportando un contrato de trabajo, por ejemplo.

Cuantas más cosas acrediten que usted está arraigado en España, mayor será la probabilidad de que no se decrete prisión provisional.

¿Qué hago si reclaman mi prisión provisional?

Póngase en contacto con nosotros, nuestros expertos en asesoramiento legal están a su disposición las 24 horas del día y en todo el territorio nacional, simplemente escriba al número +34 685 12 08 67 y recibirá una respuesta inmediata.