esEspañol ruРусский

¿Ha recibido una Carta de aviso de Hacienda?

¿Ha recibido una Carta de aviso de Hacienda?

Las cartas de aviso de Hacienda, son comunicaciones de la Agencia Tributaria en las que se comparan las ratios de nuestra actividad con las de nuestro sector y advierten que la existencia de diferencias podría motivar el inicio de una comprobación.

El primer paso es no alarmarse puesto que Hacienda está enviando de forma masiva este tipo de comunicados gracias a los datos que recoge mediante el Impuesto de Sociedades y las declaraciones informativas de las empresas; entre otros, los modelos 170 y 196.

Hacienda a través del Impuesto de Sociedades de nuestra empresa puede compararla con otras empresas del sector. Concretamente compara el margen neto y el margen bruto para dar a entender que márgenes inferiores a la media pueden ser indicativos de ventas no declaradas por nuestra empresa.

Del modelo 170 (Declaración Informativa anual de las operaciones realizadas por los empresarios o profesionales adheridos al sistema de gestión de cobros a través de tarjetas de crédito o de débito) Hacienda obtiene el porcentaje de cobros con tarjetas de crédito respecto a la cifra total de ventas y también las compara con los márgenes del sector.

Y mediante el modelo 196 (Declaración Informativa. Resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del capital mobiliario y rentas obtenidas por la contraprestación derivada de cuentas en toda clase de instituciones financieras) Hacienda obtiene el volumen de entradas de las cuentas corrientes de la sociedad y las puede cruzar con los ingresos declarados por nuestra empresa.

En conclusión, aunque estas cartas no supongan el inicio de una comprobación, pueden alertarnos de que si las diferencias son muy significativas es posible que existan algunas inconsistencias en nuestras declaraciones como pudieran ser, por ejemplo, ingresos no declarados.

Desde Lex Dixit recomendamos que siempre que existan diferencias que pudieran motivar el inicio de una comprobación hagan acopio de la documentación necesaria para acreditar que todo está correcto. Y si, realmente, es consciente de que existen irregularidades, proceda a subsanarlas antes de que lo haga Hacienda.