Español Русский Български

Habeas Corpus y la detención ilegal en España

Habeas Corpus y la detención ilegal en España

Anteriormente le hemos hablado acerca de los derechos fundamentales del detenido y de la detención. Bien, hoy le traemos un artículo acerca del “Habeas Corpus” un término que se escucha frecuentemente cuando hablamos de detenciones, pero que en realidad es poco conocido a nivel práctico.

¿Qué es el Habeas Corpus?

La CE establece en el artículo 17.4: “La ley regulará un procedimiento de «habeas corpus» para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente. Asimismo, por ley se determinará el plazo máximo de duración de la prisión provisional.”

Dicho esto, podemos afirmar que el procedimiento “Habeas Corpus” se encarga de proteger el derecho a la libertad de las personas, garantizando que la detención sea revisada por el Juez para que decida sobre su legalidad.

Este procedimiento responde a los principios de agilidad, sencillez, generalidad y universalidad. Así, debido a su sencillez, para iniciar el procedimiento no es necesaria la intervención de abogado ni procurador, pudiendo hacerlo el propio detenido o sus familiares.

El proceso de “Habeas Corpus” se amplía a la tutela de cualquier sujeto frente a privaciones de libertad gubernativas ilegítimas. Pero, lo cierto es que en general su aplicación es muy limitada, habida cuenta de la amplitud de los derechos de que goza el detenido.

Habeas Corpus y detención ilegal

En este sentido, y conforme a lo establecido en el artículo 1º de la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo, reguladora del procedimiento de <<Habeas Corpus>>, se justifica este procedimiento especial para obtener la inmediata puesta a disposición de la Autoridad Judicial competente de cualquier persona detenida ilegalmente.

A tal efecto, se consideran ilegalmente detenidas:

– Las personas privadas de libertad por cualquier sujeto, funcionario o particular al margen de los supuestos legales en que procede la detención o con incumplimiento de los requisitos que la Ley exige al respecto. Se incluyen aquí los detenidos por un plazo superior al legalmente establecido y aquellos a quienes, y a pesar de la legalidad de la detención, no les sean respetados sus derechos.

– Aquellos que se encuentren ilícitamente internados en cualquier establecimiento o lugar.

¿Cómo iniciar el procedimiento de Habeas Corpus?

El procedimiento se inicia mediante escrito o comparecencia ante la autoridad gubernativa, agente de la misma o funcionario público, pudiéndose solicitar por:

  1. a) El privado de libertad, su cónyuge o persona unida por análoga relación de afectividad, descendientes, ascendientes, hermanos y, en su caso, respecto a los menores y personas incapacitadas, sus representantes legales.
  2. B) El Ministerio Fiscal.
  3. c) El Defensor del Pueblo.
  4. d) De oficio, por el Juez competente para conocer la solicitud de <<Habeas Corpus>>, que puede ser:

– El Juez de Instrucción del lugar en que se encuentre la persona privada de libertad; si no constare,

– El del lugar en que se produzca la detención; y, en defecto de los anteriores,

– El del lugar donde se hayan tenido las últimas noticias sobre el paradero del detenido.

– El Juez Central de Instrucción en caso de que la detención haya sido por sospechas de pertenecer a una banda armada o con elementos terroristas.

– En el ámbito de la Jurisdicción Militar, el Juez Togado Militar de Instrucción constituido en la cabecera de la circunscripción jurisdiccional en la que se efectuó la detención.

Requisitos del escrito de solicitud de Habeas Corpus

El escrito tiene que cumplir con los siguientes requisitos:

– Nombre y circunstancias personales del solicitante o detenido en caso de ser solicitado por otra persona.

– Lugar en el que se halla detenido, junto con todas las circunstancias que pueda aportar.

– Motivo concreto por el que se solicita el “Habeas Corpus”.

Posibles decisiones del Juez acerca de la solicitud de Habeas Corpus

Seguidamente, dicha solicitud será elevada ante el Juez competente que, previo examen de su contenido, lo trasladará al Ministerio Fiscal. El Juez puede bien denegar la solicitud, o bien ordenar la incoación del procedimiento, en cuyo caso ordenará que le sea presentado el detenido. Oído el detenido, su Abogado y el Ministerio Fiscal se pronunciará conforme a alguna de las siguientes posibilidades:

“1. Si estima que no se da ninguna de las circunstancias a que se refiere el artículo primero de esta ley, acordará el archivo de las actuaciones, declarando ser conforme a Derecho la privación de libertad y las circunstancias en que se está realizando.

  1. Si estima que concurren alguna de las circunstancias del artículo primero de esta ley, se acordará en el acto alguna de las siguientes medidas:
  2. a) La puesta en libertad del privado de ésta, si lo fue ilegalmente.
  3. b) Que continúe la situación de privación de libertad de acuerdo con las disposiciones legales aplicables al caso, pero, si lo considerase necesario, en establecimiento distinto, o bajo la custodia de personas distintas a las que hasta entonces la detentaban.
  4. c) Que la persona privada de libertad sea puesta inmediatamente a disposición judicial, si ya hubiese transcurrido el plazo legalmente establecido para su detención”.

Teniendo los Jueces un plazo de 24 horas para resolver. En caso de estimar, que se trata de una detención ilegal, pueden poner en libertad a la persona, mediante auto motivado.

En Lex Dixit una de las principales verificaciones en la asistencia de los detenidos, es ver si la detención ha sido ilegal o si se han vulnerado alguno de sus derechos fundamentales. Si necesita asistencia letrada en el territorio nacional visite nuestra página de contacto.