Español Русский

La fiscalidad de las criptomonedas

La fiscalidad de las criptomonedas

Las Criptomonedas son monedas que tienen importantes diferencias respecto a las monedas tradicionales: no están controladas por ningún banco, por lo que están descentralizadas. Se controlan a través de una cadena de bloques denominada blockchain, que es una base de datos de las transacciones financieras que se realizan. Por ello, son muy seguras, precisamente debido a la tecnología blockchain. Además reducen el coste de las transacciones, ya que no hay intermediarios como los bancos.

Sabemos también que se caracterizan por tener una elevada volatilidad y su valor depende exclusivamente de la oferta y la demanda, por ello, están sometidos a una gran especulación.

No obstante, hay criptomonedas “estables” que garantizan su valor equipándose a valores concretos como el dólar americano, el euro o incluso el oro.

La legislación aplicable a criptomonedas

No existe ninguna legislación contable ni fiscal específica acerca de las criptomonedas. Sólo hay Consultas de la Dirección General de Tributos.

Tributos define las criptomonedas de la siguiente manera: “Las monedas virtuales son bienes inmateriales, computables por unidades o fracciones de unidades, que no son moneda de curso legal, que pueden ser intercambiadas por otros bienes, incluyendo otras monedas virtuales, derechos o servicios, si se aceptan por la persona o entidad que transmite el bien o derecho o presta el servicio, y que pueden adquirirse o transmitirse generalmente a cambio de moneda de curso legal”.

¿Se puede pagar con criptomonedas?

Conocemos que se está extendiendo el uso de criptomonedas como medio de pago, empresas como Spotify, Microsoft, Starbucks, … aceptan el pago con “cripto”.

Otras empresas, como Mean DAO, integrada en la plataforma de ‘blockchain’, empiezan a anunciar que posibilitará a partir de este año a usuarios de criptomonedas el manejar cualquier tipo de suscripción “pagando solo por el tiempo de uso y medido al segundo”.

Woonkly: El pago con criptomonedas también se sube a los taxis de Madrid.

¿Qué opina la Dirección General sobre las criptomonedas?

La Dirección General sobre la tributación del pago con criptomoneda:

La Consulta vinculante V1885-21 de la Dirección General de Tributos nos dice que las bitcoins, criptomonedas y demás monedas digitales son divisas por que los servicios financieros vinculados con las mismas están exentos de IVA.

Por tanto la transmisión de criptodivisas está sujeta y exenta de IVA (art.20.Uno.18º LIVA).

Igualmente, la Ley reguladora del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales considera operaciones exentas las entregas de dinero para pagar bienes o servicios profesionales, por tanto, este impuesto no grava la transmisión de monedas virtuales.

Solo se aplicará el IVA en la compra de bienes o servicios, como si se realizará en euros. Evidentemente, el riesgo del cambio es quien acepta el pago con Criptomonedas.

¿Las criptomonedas son igual que el pago en efectivo?

A este respecto, se entiende que ¿el pago con criptomoneda es un medio de pago en efectivo y, por ello, operan los límites establecidos para el pago con dinero efectivo?

Pues bien, como sabemos desde el 11 de julio de 2021, no pueden pagarse en efectivo las operaciones de un importe igual o superior a 1.000 euros (o su contravalor en moneda extranjera) en el caso de los pagos en los que alguna de las partes actúe en calidad de empresario o profesional.

Al respecto de las criptomonedas, ya en el año 2017 la Comisión Europea publicó unas directrices donde se plantea incluir en la propuesta normativa sobre limitación de pagos en efectivo los pagos que se puedan realizar mediante criptomonedas, asimilando de esta forma a los pagos que se puedan realizar en metálico.

No obstante, de momento, no hay ninguna regulación en vigor.

Inversión en criptomoneda

Como conocemos, la compra de criptomonedas es para muchos una inversión.

Y, a este respecto, qué nos dice la Dirección General de Tributos:

La Consulta Vinculante V2012-21, establece que la compraventa de criptomonedas no es actividad económica, y que los rendimientos obtenidos por la compraventa de monedas son rentas sujetas al gravamen del IRPF / IS.

Por otro lado, hay que tener en cuenta lo que ha establecido la Consulta Vinculante V0808-18 que nos dice que las variaciones patrimoniales tienen lugar en el momento de la entrega, con independencia del momento en que se perciba el precio de la venta.

La tributación de criptomoneda

La tributación de en el IRPF de las operaciones de compraventa o trading de criptomonedas pueden dar lugar a una ganancia o pérdida patrimonial, en la medida en que al realizarlas se genera una alteración en la composición del patrimonio del contribuyente.

El método a tener en cuenta para calcular la ganancia o pérdida de las transacciones que se realicen en el método FIFO «first in first out».

Estas alteraciones patrimoniales tributarán en la Base Imponible del Ahorro a un tipo de gravamen en función de la ganancia obtenida.

Tratándose de personas jurídicas, una sociedad anónima o limitada, las ganancias obtenidas con criptomonedas se declaran en el Impuesto de Sociedades. La tributación en general es de un tipo impositivo fijo del 25% sobre el beneficio.

También habrán de declararse en relación con el Impuesto sobre el Patrimonio. Según Consulta Vinculante V0250-18, su valoración es a precio de mercado determinado a la fecha de devengo del impuesto, es decir el 31 de diciembre de cada año.

Ahora bien, a este respecto hay que tener en cuenta que el valor de las criptomonedas puede variar en un mismo día de forma considerable.

En cuanto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, también se habrá de declarar teniendo en cuenta la normativa de tu Comunidad Autónoma, con sus exenciones y bonificaciones.

Es importante saber que la AEAT, dispone de múltiples fuentes de información con trascendencia tributaria y lleva a cabo cruces con las bases de datos disponibles, de forma que puede conocer que se han realizado transacciones con criptomonedas y advierte de ello en la información fiscal suministrada a los contribuyentes.

Plataformas de Exchange que custodian las criptomonedas deben informar de los saldos que mantienen los titulares de criptomonedas y de las operaciones que se realizan con las mismas (adquisición, transmisión, permuta, transferencia, cobros y pagos).

Para facilitar los cruces de información por parte de la Autoridad Fiscal, se está trabajando en el diseño de nuevos modelos informativos:

  • los nuevos modelos 172 / 173 que deberá Los deberán presentar todas aquellas empresas residentes fiscales en España que participan del mundo de las criptodivisas.
  • el nuevo modelo (721) para informar sobre criptomonedas en el extranjero.

¿Cómo tributan los mineros?

La minería es la actividad consistente en utilizar la potencia de un ordenador para realizar cálculos que verifiquen las transacciones de la moneda virtual y, como contraprestación se reciben criptomonedas. La minería de criptomonedas es una actividad económica y como tal, está sujeta a tributación.

A este respecto la Dirección General de Tributos ha dicho en varias de sus Consultas Vinculantes, lo siguiente:

Consulta Vinculante V2908-17: Aunque no hay un epígrafe específico de ‘mineros de criptomonedas’, han de darse de alta en el IAE en el epígrafe 831.9 de la sección 1: Otros servicios financieros n.c.o.p.

En cuanto al IVA, la Consulta Vinculante V3625-16 establece que los servicios de minado no están sujetos al IVA. Es decir, no hay que aplicar IVA a los ingresos obtenidos (conversión de las criptomonedas a dinero FIAT), y hay que tener en cuenta que no será posible deducir el IVA de los gastos relacionados con la actividad.

En relación con el IRPF y el IS, hay que saber que los rendimientos tributan como rendimiento de actividades económicas o bien en el impuesto sobre Sociedades, dependiendo de si realizamos la actividad como persona física o jurídica.

Como hemos dicho, si bien hay obligación de registrar y tributar por los ingresos, serán deducibles los gastos asociados a la actividad (equipos informáticos, tarjetas gráficas, factura de consumo eléctrico, alquiler de local…) siempre que cumplan los requisitos exigidos por hacienda.

Staking

En relación con el Staking de criptomonedas, es decir, el servicio de custodia o depósito de criptomonedas.

Tributos vuelve a pronunciarse en Consulta Vinculante V2679-21, entendiendo que se ha de considerar una actividad económica sujeta y no exenta de IVA.

El motivo para este tratamiento es considerar que este tipo de servicios no pueden calificarse como financieros, y por tanto “gozar” de la exención que éstos tienen.

En definitiva, Hacienda considera que es un servicio equiparable al alquiler de cajas de seguridad y, por tanto, corresponde la aplicación de un 21% de IVA.

Desde Lex Dixit resolveremos todas sus dudas respecto a criptomonedas.

Déjenos sus datos y nuestros profesionales contactarán con usted lo antes posible.