esEspañol ruРусский

Los nuevos cambios en las hipotecas y cómo afectan a los consumidores

Los nuevos cambios en las hipotecas y cómo afectan a los consumidores

El pasado domingo 16 de junio entró en vigor la Ley 5/2019, de 15 de marzo, Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario que se aplicará a los nuevos contratos hipotecarios.

Sabemos que es una ley diseñada para dar mayor protección a los consumidores y frenar las prácticas abusivas de algunas entidades crediticias, pero ¿cuáles son las principales novedades y cómo afectarán a los consumidores?

  • El primer gran cambio es el del reparto de gastos. Ahora es el banco el que tendrá que hacerse cargo de los gastos de gestoría, registro, notaría, el impuesto de actos jurídicos documentados y, por supuesto, de su copia de la escritura. Por otro lado, el consumidor únicamente tiene a su cargo el pago de la tasación del inmueble objeto de hipoteca y su copia de escritura.

 

  • Límites a la compensación por amortización anticipada, este cambio es aplicable también a las hipotecas firmadas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley. Ahora el hipotecado podrá amortizar el préstamo antes de tiempo sin comisión o compensación, siempre que no se den los supuestos específicos previstos en la Ley art.23.5 y siguientes, donde se establecen diferentes porcentajes de comisión máxima, dependiendo de si la hipoteca tiene un interés fijo o variable, y donde, también, se tiene en cuenta el periodo en el que se encuentra el préstamo.

 

  • Otra novedad aplicable a las hipotecas anteriores a la reforma es el requisito de un mínimo de doce impagos para que el banco pueda solicitar el embargo del inmueble.
    • Durante la primera mitad del plazo se establece como límite para instar el embargo que la cuantía de las cuotas vencidas y no satisfechas equivalgan al menos al 3% del capital concedido o se alcancen las 12 cuotas mensuales impagadas.
    • En la segunda mitad del plazo se establece como límite para instar el embargo que la cuantía de las cuotas vencidas y no satisfechas equivalgan al menos al 7% del capital concedido o se alcancen las 15 cuotas mensuales impagadas.

 

  • Eliminación de la cláusula suelo. Se prohíbe específicamente la aplicación de un interés mínimo en las hipotecas variables, estableciéndose por defecto un tipo mínimo del 0% para todos los préstamos hipotecarios. Asimismo, se prohíbe considerar Euribor al 0% cuando este cotice en negativo.

 

  • Se regulan las hipotecas multidivisa, previéndose que los titulares puedan cambiarlas a euros siempre que quieran.

 

  • Otras novedades son: más información al consumidor, abaratamiento del paso del tipo variable al fijo o mayor facilidad para cambiarse de banco, al eximir al cliente de la obligación de aceptar una contraoferta igual o mejor de su banco cuando haya emprendido un proceso de cambio de banco.